Pero no expandais la enfermedad por los forros de España, hombre...