Estarías entre veganos y carnívoros. Mejor que los veganos y peor que los carnívoros. Sobre los 60 tu carencia prolongada de proteínas te empezaría a pasar facturas de las buenas. De las que te arrepetirías amargamente.