cincuenta, ciento veinticinco... Valéis tanto como la pasta que os saqué. Hace falta ser idiota para darle a alguien 50 leuros para el café " ahora te traigo la vuelta" o para confiar en la metodología de la " indeterminación de heissemberg aplicada a las apuestas". Sé que pensáis mucho en mí, pero no estamos siquiera en la misma comunidad autónoma

una amiga mía me dijo: " tienes éxito haciendo amigos". Pero yo no los deseo ¿ qué podía hacer si no? las habilidades hay que rentabilizarlas, hahaha....