Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios, si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

417 millones de euros entre 2011 y 2017

  1. #1
    ForoParalelo: Miembro Avatar de LELON
    Registro
    30 ene, 16
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    24,826

    417 millones de euros entre 2011 y 2017

    https://www.elconfidencial.com/espan...aluna_2136351/







    417 MILLONES DE EUROS ENTRE 2011 Y 2017
    Los 50.000 gastos de Diplocat: banquetes, "obsequios" a periodistas y 300.000€ a Suiza
    La contabilidad y los informes confidenciales del Diplocat, el brazo diplomático de los Gobiernos de Mas y Puigdemont, revelan que no repararon en gastos para vender el ‘procés’ internacionalmente
    Foto: Protesta independentista en febrero de 2019 ante la sede de la Comisión Europea por la celebración del juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo. (EFE)
    Protesta independentista en febrero de 2019 ante la sede de la Comisión Europea por la celebración del juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo. (EFE)




    Llovía intensamente en Bornholm (Dinamarca) a mediados de junio de 2017. Se celebraba en esa isla del mar Báltico el Festival de la Democracia de la Gente (Folkemødet). Faltaban cuatro meses escasos para que tuviera lugar el referéndum por la autodeterminación en Cataluña. Allí, a Bornholm, había acudido una delegación de alto nivel del Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña, más conocido como Diplocat, para participar en la mesa redonda titulada ‘¿Puede Cataluña convertirse en el próximo país de la UE?’. La maquinaria exterior de la Generalitat liderada por Carles Puigdemont funcionaba a todo gas en 2017 con el fin de influir en la opinión pública internacional y captar su simpatía hacia la causa independentista.


    La comitiva catalana, encabezada por el secretario general del Diplocat, Albert Royo, no había previsto el fastidio de la lluvia. Destripe: la estación con más lluvias en Dinamarca es el verano. Así que tuvieron que comprar unos paraguas a cambio de 25,39 euros. Pasaron ese pago como gasto de representación. Royo andaba acompañado en la isla danesa por Francesca Guardiola (hermana de Pep Guardiola), ahora delegada del Govern en los países nórdicos, por Diana Corominas, antecesora de Guardiola en el cargo, y por Joan Majó, ingeniero industrial y ministro de Industria y Energía entre 1985 y 1986 con Felipe González.


    Los miembros de la expedición a Dinamarca no solo no tenían paraguas, sino que a su vez viajaron escasos de jabón y champú (17,02 euros más que sumar a los registros), según reflejan los asientos contables del Diplocat entre 2013 y 2017 a los cuales ha tenido acceso en exclusiva El Confidencial. Esos gastos nimios significan mucho para entender cómo el Diplocat hizo un gran derroche de dinero público para favorecer la autodeterminación, hechos que están siendo investigados en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y en el juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo.


    Por supuesto, la logística del viaje a Dinamarca de esas cuatro personas supuso el gasto de miles de euros más para los contribuyentes entre billetes de avión y tren, taxis, dietas, alojamiento, refrigerios varios y otros dispendios. A modo de ejemplo, solo el alquiler de la sala y del equipo técnico para la ponencia organizada por el Diplocat el 16 de junio ascendió a 6.881 euros.


    Albert Royo, exsecretario general del Diplocat, testifica en el juicio del 'procés' en marzo de 2019. (EFE)
    Albert Royo, exsecretario general del Diplocat, testifica en el juicio del 'procés' en marzo de 2019. (EFE)
    La participación en la cita de Folkemødet está reseñada en la ‘Memoria de actividades 2017’ del Diplocat. Ese documento también informa de la asistencia a otros “festivales políticos y de opinión” que contaron con “la presencia de diputados y miembros del Govern” en 2017. Acudieron a Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia, Dinamarca, Estonia, Letonia y Lituania. Con sus respectivos desembolsos, obvio.


    En agosto, el ariete diplomático del independentismo también estuvo presente en la Almedalen Week (Suecia) e invirtió miles de euros en la logística. Entre otros pagos, la participación de un moderador de la mesa redonda del Diplocat valió 1.700 euros; el alquiler de la sala, 1.194; un cáterin posterior al evento, 955; el avión y los hoteles de los asistentes, 1.408 euros; y así una larga lista de gastos asociados a este tipo de actividades.


    Este diario no hace chistes fáciles basados en los tópicos que la sabiduría popular ha ido cimentando sobre la idiosincrasia de ciertos pueblos. Pero es una realidad que los funcionarios del Diplocat se tomaban muy en serio el hecho de pasar todos los gastos ocasionados durante sus actividades profesionales. Según ha podido comprobar El Confidencial, en la contabilidad del Diplocat, existen cientos de justificantes de desembolsos de los altos funcionarios que no superan los cinco euros para cafés, refrigerios, compra de prensa, viajes de metro y autobús u otro tipo de gastos pequeños.


    Albert Royo compró periódicos por valor de 4 euros en el Festival de Dinamarca y lo pasó a contabilidad. En abril de 2017, el mismo secretario general del Diplocat se tomó un pequeño refrigerio en Madrid a cambio de 3,7 euros y lo notificó para que se lo reintegraran.


    Lo hacen todos los empleados y funcionarios, pero llama también la atención el que fuera ‘embajador’ del Govern en Estados Unidos, Andrew Scott Davis, que se hacía reembolsar multitud de gastos, incluso los más bajos (también algunos de miles de euros sin definir). Por ejemplo, le reintegraban multitud de almuerzos y ‘snacks’ que no superaban los ocho euros. Asimismo, no podía dejar de usar sus aparatos electrónicos en aviones con wifi. En un vuelo entre Washington y Boston de hora y media de duración abonó 4,38 euros por el uso de la conexión wifi. Por supuesto, aparece ese gasto en los apuntes de los libros contables.


    Andrew S. Davis, 'exembajador' de la Generalitat en EEUU, junto a Quim Torra en Washington. (EFE)
    Andrew S. Davis, 'exembajador' de la Generalitat en EEUU, junto a Quim Torra en Washington. (EFE)
    Este diario ha podido analizar la contabilidad del Diplocat detallada en documentos de Excel, cuyo total de asientos supera los 50.000. Igualmente, hemos tenido la oportunidad de leer decenas de informes y memorias sobre la acción exterior de la Generalitat elaborados desde 2013. Muchos de esos escritos llevan estampada la marca de agua ‘confidencial’ en sus hojas. Los múltiples documentos sobre la acción catalana prosoberanista incluyen facturas con todos sus detalles, textos de informes encargados a organismos y consultores internacionales, memorias de las ‘embajadas’ catalanas repartidas por el mundo, transferencias bancarias, bases de datos que recogen miles de registros de gastos o las minutas de los contratos con terceros, entre otros archivos de muy diferente índole.


    Toda esa documentación también está en manos de Alejandra Gil Lima, titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que investiga a más de 30 procesados en relación con la organización del referéndum del 1-O y al diseño y la creación de estructuras de Estado para una hipotética futura república catalana. La causa de Barcelona se sigue principalmente contra la actuación de funcionarios y asesores del Govern por supuestos delitos de malversación de caudales públicos, desobediencia, falsedad documental prevaricación, desobediencia y revelación de secretos en los preparativos del 1-O.


    Artur Mas nombró presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional a Carles Viver para urdir las estructuras de Estado de la 'nueva república'


    La mayoría de esa ingente documentación la ha conseguido la Policial Judicial de la Guardia Civil de Cataluña de dos fuentes principales: el Departamento de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia que dirigió Raül Romeva, hoy en prisión preventiva por estar investigado en el juicio del ‘procés’, y el despacho del llamado "arquitecto" y "auténtico artífice" de la hoja de ruta oficial de la Generalitat "para declarar y proclamar la independencia". ¿Quién es esa cabeza pensante? Se trata de Carles Viver Pi-Sunyer (Tarrasa, 1949), jurista, académico y magistrado del Tribunal Constitucional entre 1992 y 2001. A comienzos de 2013, Artur Mas lo nombró presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional para urdir las estructuras de Estado de la hipotética nueva república catalana.


    Según se lee en la documentación en poder de El Confidencial, Carles Viver ejerció con diligencia su labor para erigir los cimientos de esas estructuras de Estado. No solo trazó las líneas maestras para poner en marcha una hacienda propia o fundar una policía y un ejército soberanos, sino que ya en abril de 2014 había presentado a sus superiores el bosquejo del informe ‘Ministeri d’Affers Exteriors’. Contiene 69 páginas que versan sobre la creación y desarrollo de la diplomacia del nuevo país, siempre contemplándolo dentro de la Unión Europea.


    La acción exterior siempre fue una de las prioridades de los Gobiernos catalanes presididos por Artur Mas y Carles Puigdemont con el fin de lograr el apoyo internacional suficiente que aplaudiera la legitimidad de su anhelo de independencia y que proyectara una imagen de país democrático en contraposición al Estado español que reprime el derecho a decidir de la ciudadanía. Por esa razón, la Generalitat nunca reparó en gastos para garantizar ese respaldo.


    El gasto se disparó en 2017
    Un informe del Tribunal de Cuentas publicado en marzo pasado señalaba que entre 2011 y 2017 la Generalitat había invertido 417 millones de euros de caudales públicos para esos fines. Según reveló, el Diplocat solo empleó 60,5 millones en ese periodo de siete años para el programa 231 de relaciones exteriores, pero al final otras muchas partidas presupuestarias se originaron en diferentes organismos del Ejecutivo regional catalán para alcanzar la suma de esos 417 millones referidos.


    Cuadro de gastos del Diplocat (2011-2017), según un informe del Tribunal de Cuentas.
    Cuadro de gastos del Diplocat (2011-2017), según un informe del Tribunal de Cuentas.
    El año del referéndum del 1-0 los gastos se dispararon por encima de los otros ejercicios. En 2017, la acción exterior de la Generalitat invirtió más de 82 millones de euros, a pesar de que solo estuvo operativo 10 meses. El Gobierno central intervino la autonomía mediante la aplicación del artículo 155 el 28 de octubre de ese mismo año.


    En ese sentido, en los libros contables figuran multitud de viajes al exterior en 2017 del secretario general del Diplocat: Sao Paulo (Brasil), Montevideo, Madrid (que se considera el extranjero para la literatura de la acción exterior del Govern), Roma, Londres, Bruselas, Belfast, Augsburgo (Alemania), Tokio, Osaka y Kobe (Japón), Atlanta (EEUU) y así un listado largo hasta pisar Royo una veintena de países.


    El gusto por el buen yantar
    Algo irreprochable a los miembros del Diplocat es que tienen un buen paladar. En Barcelona, cuando deben sacrificar su tiempo para dedicarlo a invitaciones profesionales a restaurantes frecuentan lugares de excelsa cocina ‘de la terra’. El Principal del Eixample es uno de sus favoritos. Numerosos asientos contables citan su nombre. “Todos nuestros platos están elaborados con productos de temporada y de la zona, hechos con el objetivo de mantener el sabor y la esencia de los productos”, se lee en su sitio web. Un entrante, un segundo plato, postre, bebidas y café no sale a menos de 80 euros por comensal. Las facturas aparecidas en los libros así lo testifican para comidas de cuatro o cinco personas: 335,50, 412,50, 547, 587… euros. Igualmente acuden a otros restaurantes de postín de la capital catalana como el 7 Portes o el Racó d’en Cesc.


    En mayo de 2017, con motivo de la reunión del Consejo Consultivo del Diplocat, se organizó un cáterin para 26 personas que costó a las arcas públicas 3.469 euros. Es decir, a razón de 133 euros por cubierto. Debió ser una gran experiencia gastronómica.


    La cocinera catalana Carme Ruscalleda es miembro del Consejo Consultivo del Diplocat. (EFE)
    La cocinera catalana Carme Ruscalleda es miembro del Consejo Consultivo del Diplocat. (EFE)
    El Consejo Consultivo lo integran “personas de reconocido prestigio y trayectoria internacional en los ámbitos de la economía, la política, asuntos internacionales o de otros sectores relacionados con las funciones” del Diplocat. Entre esas personalidades, están la religiosa sor Lucía Caram, el exfutbolista Xavi Hernández, el extenista Alex Corretja, el tenor Josep Carreras, la cocinera Carme Ruscalleda, el filósofo Josep Ramoneda o el exministro socialista Joan Majó.


    También figura como miembro de ese consejo el médico especializado en genética Xavier Estivill, quien en su cuenta de Twitter exhibe en cada mensaje su compromiso con el proyecto independentista. Quizás por esa postura ideológica, solo quizás, el Diplocat subvencionó su viaje a una reunión en Doha en abril de 2017. Únicamente el avión de ida y vuelta desde Barcelona costó a los contribuyentes un total de 905 euros.


    Influir en los políticos y medios internacionales
    La ‘Memoria de actividades 2017’ del Diplocat refleja que uno de los objetivos de la institución es “explicar la realidad catalana a los principales decisores internacionales” e “influir en la opinión internacional publicada”. Esto no se oculta en los documentos públicos ni en los confidenciales. Más aún, se aprecia de forma diáfana en los libros contables.


    Una de las líneas de trabajo medulares del Diplocat es el 'Programa de Visitantes Internacionales' (PVI) mediante el cual organiza simposios y otros actos en Cataluña y en el exterior para relatar su argumentario proindependentista a políticos, economistas, periodistas, académicos y profesionales de otros muchos ámbitos. Por cierto, entre la documentación del sumario del juzgado de Barcelona hay un argumentario de 23 páginas para contrarrestar la voz del Estado español en el exterior. Se titula ‘Crònica d’una ofensiva premeditada’ y denuncia en su primer párrafo la “hiperactividad” del Estado “a la hora de recentralizar y limitar el autogobierno” de Cataluña. Ese argumentario fue repartido en la primavera de 2017 entre todos los funcionarios y los defensores del independentismo para replicarlo en los foros donde participaran y para esgrimirlo en las declaraciones a los medios de comunicación.


    Respecto al PVI, la estancia de 28 políticos durante los días 28 de septiembre y 2 de octubre de 2017 -justo antes, durante y después de la celebración del referéndum ilegal del 1-O- tuvo un coste de 68.922 euros para el erario público. Llegaron diputados de 17 países diferentes de Europa e Israel que simpatizan con el soberanismo catalán. Entre ellos, también fueron invitados los eurodiputados españoles Joan Juaristi, de EH Bildu, y María Lidia Senra, de Anova.


    Presupuesto para la visita a Barcelona de políticos extranjeros.
    Presupuesto para la visita a Barcelona de políticos extranjeros.
    En el contexto de ese programa de visitantes internacionales, también fueron invitados a Cataluña 11 personas relacionadas con Mercosur entre el 5 y el 8 de septiembre. La factura para las arcas públicas fue de 56.225 euros tres noches de estancia. Solo el coste del alojamiento ascendió a 9.900 euros, es decir, a razón de 300 euros la noche de habitación de hotel por persona.


    En lo que respecta a los 14 observadores internacionales contratados a dedo por la Generalitat y su Diplocat en las semanas previas al referéndum del 1 de octubre de 2017, las arcas públicas catalanas invirtieron hasta 206.567 euros en su labor. El llamado Equipo Internacional de Expertos en Investigación Electoral acudió a vivir ‘in situ’ las vísperas, el durante y el día después del referéndum del 1-O con el objetivo de que a medio plazo publicara un informe independiente sobre el contexto político de Cataluña en relación a la consulta no autorizada por el Tribunal Constitucional. En la jornada del 1-O los observadores visitaron las ciudades de Barcelona, Figueres, Girona, Lleida y Tarragona para seguir a pie de urna el desarrollo del referéndum.


    En el equipo de observadores había expertos en procesos electorales y prácticas democráticas, analistas de medios de comunicación, consultores políticos, juristas y economistas. Los países de donde provenían fueron Francia, Irlanda, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda. Sus contratos con la Generalitat siempre se hicieron sin publicidad y firmados por Albert Royo.


    El propio Albert Royo, investigado por estos hechos en el Juzgado 13 de Barcelona, declaró como testigo en el juicio del ‘procés’ que se sigue en el Tribunal Supremo. En sede judicial, obligado por ley a decir la verdad como testigo, Royo manifestó lo siguiente: "No dimos ningún honorario a observadores internacionales". Pero Royo no dijo la verdad según la información que obra en poder de El Confidencial y que puede consultar haciendo clic aquí: los observadores cobraron una suma total de 105.000 euros por apenas unos días de trabajo. Los jueces dictaminarán si Royo cometió delito de perjurio o no.


    Con ocasión de la conmemoración de la Diada del 11 de septiembre, a tres semanas vista del referéndum, el Diplocat organizó el PVI Media Sudamérica. Con un presupuesto de 17.295 euros, el brazo diplomático del soberanismo sufragó el viaje a seis periodistas americanos para que cubrieran los actos y manifestaciones de la Diada. Los reporteros fueron: Matilde Sánchez (Argentina, ‘Clarín’), Cristina Cifuentes (Chile, ‘La Tercera’), Felipe Benjamin (Brasil, ‘O Globo’), Alicia Quazzolo (Argentina), Cecilia Pérez Otero (Uruguay, ‘La Diaria’) y Néstor Aburto (Chile, Bio Bio TV). Tuvieron la oportunidad de reunirse con Carles Pugdemont, Raül Romeva y Carme Forcadell, entonces presidenta del Parlament. El coste promedio de los pasajes de avión fue de 2.170 euros. En los asientos contables se observa la palabra “obsequios” en la partida de “otros gastos”. No hay más detalles al respecto en en libro de cuentas.


    Manifestación por la Diada en las calles de Barcelona en 2017. (Reuters)
    Manifestación por la Diada en las calles de Barcelona en 2017. (Reuters)
    La maquinaria de publicidad funcionaba a todo vapor en 2017. El Diplocat costeó y publicó 22 artículos de opinión en medios extranjeros de prestigio para defender sus políticas del “derecho a decidir” y en favor de la autodeterminación. Puigdemont, Romeva o Royo figuraron en los créditos de los artículos aparecidos en medios como ‘The Guardian’, ‘The New York Times’, ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’, ‘The National’ de Escocia o ‘Le Soir’ de Bélgica. En una notificación contable del 25 de febrero equivalente a 21.659 euros se lee: “Articles s/Catalunya en anglès 2017 (1 diari)”. Sin embargo, no se especifica el medio. El resto de pagos a los medios internacionales no aparece de forma explícita.


    No obstante, muchas anotaciones de decenas de miles de euros aparecen en los libros sin justificación. Así ocurre con un cargo de 89.376 euros del 28 de febrero de 2017. En los libros contables del Diplocat tampoco se desglosan los adeudos de las tarjetas de crédito que usan los altos cargos, incluidos los ‘embajadores’. Albert Royo pasó diez recibos mensuales de su Visa en 2017 por un valor total de 14.879 euros. Ninguno de los pagos con su tarjeta aparece detallado los registros contables. La intervención de las cuentas del Diplocat tras la aplicación del artículo 155 por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy le cortó el acceso a su tarjeta a partir de noviembre. También tuvo que dejar su puesto como secretario general. El erario público le asignó una indemnización de 3.378 euros por despido.


    El control de la prensa local
    El ‘procés’ cuenta con el apoyo de un coro mediático que lo es por interés económico, al margen de que sus periodistas sean independentistas o no. En los últimos años, la Generalitat ha regado con generosas subvenciones a los medios de comunicación privados de Cataluña. Sobre los medios públicos, baste con señalar que Vicent Sanchis, director de TV3, y Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio, están imputados por desobediencia en la causa que instruye la jueza Alejandra Gil Lima en Barcelona. No acataron la resolución del Tribunal Constitucional en la que se consideraba “prohibido de forma expresa cualquier tipo de publicidad sobre la convocatoria”. En los 20 días previos al referéndum, ambos medios públicos bombardearon a la gente con más de 600 anuncios en favor del derecho a decidir.




    TV3 y Catalunya Ràdio 'bombardearon' a los catalanes con 600 anuncios ilegales del 1-O
    JOSÉ MARÍA OLMO
    El Govern de Carles Puigdemont instrumentalizó los medios públicos de la Generalitat para emitir centenares de 'spots' y cuñas con la propaganda independentista del referéndum
    En lo que respecta a los diarios de línea editorial independentista, la Generalitat ha sabido mimarlos para domesticar su discurso. Los diarios ‘Ara’ y ‘Vilaweb’ publican en sus dominios web el logo del Departamento de Presidencia de la Generalitat como su principal colaborador. Pero también Diplocat ha contribuido estos años pasados a su caminar subvencionado.


    Solo en el ejercicio 2017 y hasta que se aplicó en artículo 155, la empresa editora de ‘Vilaweb’, Partal Maresma i Associats SL, recibió 13.842 euros, de acuerdo con el cálculo realizado por El Confidencial basado en los asientos contables del Diplocat.


    Por su lado, Edició de Premsa Periòdica Ara SL, la sociedad editora del periódico ‘Ara’, ingresó en subvenciones directas del Diplocat un total de 22.869 euros antes del siniestro día para la economía independentista del 27 de octubre de 2017, fecha en la que el Estado intervino las cuentas de la Comunidad Autónoma de Cataluña. ‘Ara’ también colaboró y colabora con el Diplocat para la traducción al inglés de contenidos propagandísticos que luego se publican en el portal web Catalonia Votes. Este canal de comunicación del independentismo fue clausurado durante la aplicación del 155, pero ya funciona a toda máquina. “La voluntad de esta web es presentar al mundo el deseo y los intentos del pueblo catalán de poder decidir libremente sobre su futuro político mediante un referéndum pacífico y democrático”, se lee en su portal digital. Por esos servicios, solo en 2017, ‘Ara’ facturó al Diplocat un total de 35.937 euros. Incluso el Diplocat satisfizo al diario catalán la factura de noviembre, estando la aplicación del 155 ya en vigor.


    El derroche de las ‘embajadas’
    Se podría escribir un libro sobre la historia de las delegaciones de la Generalitat desde 2013 y los contenidos de sus libros contables hasta finales de 2017 cuando se paralizan por la aplicación del 155. Hagamos una síntesis.


    Empecemos por enfatizar que en 2013 solo habían abierto sus puertas cuatro ‘embajadas’ del Diplocat: Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido. Cuando se interrumpieron temporalmente sus actividades en octubre de 2017, el número de delegaciones ya ascendía a 12 con influencia sobre otros muchos países. Si en 2013 las embajadas invirtieron apenas medio millón de euros, para el ejercicio 2016 esa cifra ya se había quintuplicado. El año clave de 2017, el Diplocat y sus ‘embajadas’ tiraron la casa por la ventana para vender el referéndum del 1-O y gastaron cinco millones de euros, el doble que en 2016.




    Las ‘embajadas’ que más han gastado son las de Estados Unidos, 2,5 millones de euros desde 2013, y la delegación ante las instituciones de la Unión Europea con casi dos millones de euros desde 2014, siempre de acuerdo con el análisis realizado por El Confidencial de los registros contables del Diplocat y cuyas bases de datos están incorporadas al sumario del juzgado de Barcelona que preside la magistrada Gil Lima.


    Únicamente en alquileres y mantenimiento de las oficinas de las 'embajadas' en lugares céntricos de grandes capitales supusieron y suponen también ahora grandes desembolsos de dinero público. La limpieza de la delegación ante la UE en Bruselas implicó un gasto mensual de 1.816 euros a lo largo de 2017, según los registros contables del Diplocat. Respecto a la 'embajada' en Copenhague, la renta mensual del alquiler de la oficina ascendía a 9.415 euros y su limpieza 1.174 durante ese mismo año de celebración del 1-O.




    Las fases de creación de ‘embajadas’ catalanas por el mundo ya estaban diseñadas por el informe más arriba citado: ‘Ministeri d’Affers Exteriors’ (2014). Su elaboración corrió a cargo del arquitecto del ‘procés’, Carlos Viver. El organigrama que se presenta a continuación contiene qué ‘embajadas’ se irían inaugurando con el tiempo. Se lee en el documento lo siguiente: “Para los primeros 5 ó 6 años de ‘transición’ [tras la independencia] se contempla la necesidad de crear 43 embajadas”.


    Cronograma de la creación de embajadas por la hipotética república catalana independiente.
    Cronograma de la creación de embajadas por la hipotética república catalana independiente.
    La jueza del juzgado de instrucción número 13 investiga el derroche y la malversación de caudales públicos por parte de las ‘embajadas’. Los actores fiscales, policiales y judiciales se han apercibido de supuestas actividades ilegales al final del mandato de las delegaciones, justo antes de que entrara en vigor la aplicación del artículo 155. ¿En qué consistía? Básicamente, a partir de finales de septiembre, algunas ‘embajadas’ solicitaron la ampliación generosa de su presupuesto para 2017.


    La ‘embajada’ de Ginebra solicitó un incremento de la partida de 300.000 euros para alcanzar los 760.000. A cuatro días de la jornada del referéndum, el 27 de septiembre, el Departamento de Exteriores de la Generalitat le concedió ese aumento de un 60% con respecto al presupuesto inicial.


    El esquema de Ginebra se repitió en la delegación ante la Unión Europea. El presupuesto original para 2017 era de 737.800 euros, pero la ‘embajada’ de Bruselas solicitó dos aumentos de 425.374 y 40.500 euros que se le otorgaron desde Barcelona, respectivamente, los días 27 de septiembre, a cuatro días vista del 1-O, y el 24 de octubre, tres días antes de la aplicación del artículo 155.


    La delegación catalana en Roma adquirió una 'senyera' y una bandera de la Unión Europea para su sede al precio de 1.690 euros


    Estos hechos están siendo mirados con lupa por los cuerpos policiales y la judicatura porque no parecen fruto de la casualidad. La última partida de 40.500 euros asignada cuando estaba a punto de caer la intervención de las cuentas del Govern se justificó en el capítulo “formación del personal propio de la delegación”.


    Ampliación dudosa del presupuesto de la 'embajada' catalana en Ginebra en 2017.
    Ampliación dudosa del presupuesto de la 'embajada' catalana en Ginebra en 2017.
    El dispendio de las ‘embajadas’ es variopinto, de acuerdo con la contabilidad que ha facilitado la propia Generalitat a petición de la jueza Gil Lima y que también tiene en su haber este diario. Pagos sin aparente justificación textual, billetes de avión y hoteles de precios muy elevados, recepciones con gran derroche al paso de los 'MHP' Jordi Pujol, Artur Mas y Carles Puigdemont por los diferentes países, alquileres de oficinas y salas de actos un tanto llamativos por su carestía o la compra de 'senyeras' a precio de oro. A propósito de este último dispendio, solo un ejemplo para que el lector lo entienda: en mayo de 2015, la delegación catalana de Roma adquirió una 'senyera' y una bandera de la Unión Europea para su sede al precio de 1.690 euros.


    Entre los gastos recogidos por la contabilidad de las ‘embajadas’ que más llaman la atención son los relativos a la organización de festividades tradicionalmente catalanas como Sant Jordi y la Diada. En 2017, esta última conmemoración cobró un significado muy especial por su cercanía temporal al referéndum del 1-O. De modo que el Diplocat y sus delegaciones en el exterior se mostraron espléndidos en dedicar recursos públicos a la celebración de la Diada: conciertos, recepciones con cáterin y la contratación de un maestro de ceremonias, obsequios a los invitados, exposiciones y un largo etcétera de actividades para promocionar el “derecho a decidir”.


    Más abajo mostramos una captura de la base de datos sobre gastos de las delegaciones en 2017 [haga clic si quiere ampliar la imagen]. Hemos seleccionado algunos desembolsos pintorescos que sirvieron para conmemorar la Diada en numerosas ciudades, incluidas algunas sorprendentes como Bratislava, una capital que mantiene unas escasas relaciones históricas con Cataluña.


    Resultan curiosos algunos de esos gastos, entre ellos, los 15.764 euros que abonó la delegación de Berlín exclusivamente por el cáterin y el alquiler del local donde se celebró la Diada. Los registros contables reflejan muchas más partidas, aún menos cuantiosas: 500 euros por un concierto de la artista Ares Gratal, 252 euros por la compra de cava, 250 por un reportaje fotográfico o los 190 euros por la impresión de un folleto a repartir entre los invitados de los actos de la Diada en Alemania.


    Por su parte, la legación de Londres empleó incluso más recursos públicos para conmemorar la Diada. Empleó en total cerca de 40.000 euros. Entre las partidas de gastos, salta a la vista el asiento de “regalo de cortesía para los invitados”, un obsequio que en su conjunto costó a los contribuyentes españoles 2.018 euros.


    Algunos gastos de las 'embajadas' catalanas por la celebración de la Diada 2017.
    Algunos gastos de las 'embajadas' catalanas por la celebración de la Diada 2017.
    Entretanto, este mes de julio, la Abogacía del Estado solicitó al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que detuviera la actividad de las delegaciones de la Generalitat en Alemania, Reino Unido e Irlanda, y Suiza, por entender que están vulnerando la competencia exclusiva del Estado en materia de relaciones internacionales como límite de la acción exterior de las comunidades autónomas. No obstante, el Govern mantiene operativas otras seis ‘embajadas’ a día hoy: en Francia, en Bruselas ante la Unión Europea, en Copenhague ante los países nórdicos, en Zagreb para los países de los Balcanes, en Italia y en Estados Unidos.


    La solicitud llega en forma de medida cautelar y en el contexto del recurso contencioso administrativo que el Ministerio de Exteriores interpuso en 2018 contra el decreto de la Generalitat que restablecía esas tres delegaciones y otras tantas, las de Roma, París y Washington.


    A comienzos del pasado mes de mayo, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sonreía a las cámaras de los fotógrafos en la reapertura oficial del Diplocat. “Nos habíamos comprometido: el Diplocat vuelve un año y medio después del intento de su liquidación con el 155”, escribió Torra en su cuenta de Twitter.




    Quim Torra i Pla

    @quimtorraiPla
    Ens hi havíem compromès: El Diplocat torna un any i mig després de l'intent de liquidació amb el 155 https://www.vilaweb.cat/noticies/dip...activitat-155/






    4.551
    23:14 - 2 may. 2019
    Información y privacidad de Twitter Ads
    1.558 personas están hablando de esto
    El desafío al Estado español y a sus decisiones judiciales vuelve con fuerzas renovadas. El presidente actual del Govern, Quim Torra, es un aliado firme de la causa por la autodeterminación de Cataluña. Y, como sus antecesores en el cargo, confía en que el Diplocat coadyuve a alcanzar su máximo anhelo: un nuevo estado independiente dentro de la Unión Europea.

  2. #2
    ForoParalelo: Miembro Avatar de OCALO
    Registro
    26 abr, 15
    Ubicación
    La Mar
    Mensajes
    12,664
    Si hubieran robado poco, estarían en la polecarcel.

  3. #3
    ForoParalelo: Miembro
    Registro
    31 ago, 17
    Mensajes
    8,190
    Pues nada, habrá que negociar y resolverlo con política.

    Que se le va a hacer...

  4. #4
    ForoParalelo: Miembro Avatar de nonsi
    Registro
    17 mar, 17
    Mensajes
    12,434
    La revolució de les millones.

    De euros, claro.
    ¿Y si era tan listo, cómo es que está muerto?

  5. #5
    Hijo de Electrik Avatar de eIetrick
    Registro
    10 abr, 15
    Mensajes
    6,184
    Cita Iniciado por Resident Evil 2 Ver mensaje
    Pues nada, habrá que negociar y resolverlo con política.

    Que se le va a hacer...
    Sublime

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •