Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios, si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

«¿Que me tengo que hacer la cama?»: «Sí, señor Junqueras, esto no es un hotel».

  1. #1
    Último Navegante

    «¿Que me tengo que hacer la cama?»: «Sí, señor Junqueras, esto no es un hotel».

    El paso por la cárcel de los políticos catalanes acusados de sedición y rebelión está dejando un largo anecdotario y una conclusión sintomática: Junqueras, los Sánchez, Rull, Turull y demás presos preventivos no están hechos para las celdas, los patios y los comedores de los centros penitenciarios.

    El exvicepresidente de la Generalitat lo demostró desde el primer día. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela envió a prisión a Oriol Junqueras y ocho exconsejeros de la Generalitat el pasado 2 de noviembre. Tras su primera noche en prisión, el líder de ERC se levantó y bajó a desayunar al comedor de su módulo de Estremera. Según ha podido saber ABC, un funcionario se le acercó y le dijo: «Señor Junqueras, suba a su celda, que tiene la cama sin hacer». «Ah, ¿que me tengo que hacer la cama?», respondió el político. «Sí, esto no es un hotel», zanjó el funcionario de Prisiones.

    Junqueras regresó a su celda, adecentó el catre y regresó al comedor para tomar su primer desayuno carcelario. En el inicio de su estancia en el Centro Penitenciario Madrid VII, Junqueras comprobó que, pese a que Estremera es una de las cárceles más modernas de España y con mejores instalaciones y servicios, no deja de ser una prisión. Pidió una camiseta porque quería jugar a baloncesto. Los funcionarios hicieron todo lo posible, pero no contaban con una de la talla adecuada. Le dieron la más grande, pero le quedaba «por encima del ombligo», relatan a este diario fuentes penitenciarias.



    Buen comportamiento

    Al margen de estas escenas, el comportamiento de Oriol Junqueras en prisión es muy bueno y no ha tenido ningún problema con el resto de reclusos, con los que convive con total normalidad en los dos meses y medio que ya suma de prisión preventiva. Varios de ellos son violadores y asesinos que están en un módulo de respeto para evitar que otros presos les apliquen la «ley de la cárcel».

    De los exconsejeros de la Generalitat, el único que permanece en prisión es Joaquim Forn, el que fuera titular de Interior. Por su parte, Josep Rull, exconsejero de Territorio de la Generalitat, contó en Catalunya Ràdio tras salir en libertad provisional que el menú de Estremera le hizo «sufrir mucho». «Salí con toda la boca llena de llagas. Era una comida muy flatulenta, para entendernos, un cocido de aquellos intensos. Recuerdo que el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor», aseguró.

    Tras estas declaraciones, ABC publicó los menús completos que tomaron en Estremera, en los que se combinan carnes, pescados y verduras. Durante la Navidad disfrutaron, como el resto de reclusos, de menús especiales. En Soto del Real, también en Madrid, continúan Jordi Sànchez, el líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium. Como desveló este diario, Sànchez protagonizó una hilarante anécdota sus primeros días en la cárcel. El preso de confianza que fue designado para acompañarlo en la celda pidió a la dirección del centro penitenciario el cambio de celda porque «no podía aguantar más» al líder de la ANC.

    Preso de confianza

    Los responsables de Soto del Real accedieron a la petición del recluso, quien manifestó que el presidente de la Asamblea Nacional Catalana era «insoportable» porque estaba «todo el día dando la matraca con el tema del independentismo».

    La petición causó cierta sorpresa, ya que el compañero de celda del líder independentista era un preso de confianza, de los designados entre los de mejor comportamiento para acompañar a los novatos, especialmente si son de un perfil relevante. No pudo más y solicitó ser sustituido por otro interno. Al margen del independentismo, el recluso alegó que Jordi Sànchez era «muy raro» en lo personal y que le hacía sentir «incómodo».

    Tiempo después, mientras Sànchez asistía a la misa dominical, un preso que estaba a unos metros del líder de la ANC aprovechó para apuñalar a otro con un punzón, lo que provocó un gran revuelo. Los funcionarios controlaron rápidamente la situación.

    http://www.abc.es/espana/abci-tengo-...5_noticia.html
    Me gusta A Deitano, fran1, Tortu le gusta esto

  2. #2
    ForoParalelo: Miembro Avatar de Deitano
    Registro
    13 dic, 16
    Mensajes
    19,082
    Me gusta (Dados)
    15936
    Me gusta (Recibidos)
    8279
    Jajajaj. Lo de la camiseta genial. Espero que haya foto del momento.
    Con la Patria y con la madre, con razón y sin razón.
    Me gusta A N/A le gusta esto

  3. #3
    ForoParalelo: Miembro Avatar de SubrayadorAmarillo
    Registro
    05 nov, 16
    Ubicación
    Campo de la bota
    Mensajes
    21,708
    Me gusta (Dados)
    10424
    Me gusta (Recibidos)
    5916
    Pff yo con lo pijotero que soy no podria estar en el talego porque me gusta comer comida decente y dormir en un buen colchón.

  4. #4
    ForoParalelo: Miembro Avatar de Deitano
    Registro
    13 dic, 16
    Mensajes
    19,082
    Me gusta (Dados)
    15936
    Me gusta (Recibidos)
    8279
    Cita Iniciado por SubrayadorAmarillo Ver mensaje
    Pff yo con lo pijotero que soy no podria estar en el talego porque me gusta comer comida decente y dormir en un buen colchón.
    Si no sabes hacer la cama no te quieren en la cárcel. Allí o te la sabes hacer, o te echan.
    Con la Patria y con la madre, con razón y sin razón.
    Me gusta A Italico, SubrayadorAmarillo le gusta esto

  5. #5
    ForoParalelo: Miembro Avatar de Italico
    Registro
    11 jul, 17
    Mensajes
    10,124
    Me gusta (Dados)
    1247
    Me gusta (Recibidos)
    2244
    Cita Iniciado por Deitano Ver mensaje
    Si no sabes hacer la cama no te quieren en la cárcel. Allí o te la sabes hacer, o te echan.
    Te echan... Qué arte.
    Me gusta A Deitano le gusta esto

  6. #6
    Mighty One Avatar de Mr.Sentinazo
    Registro
    03 abr, 16
    Mensajes
    14,319
    Me gusta (Dados)
    3577
    Me gusta (Recibidos)
    3584
    Ay el ombliguín.
    Enviado desde mi Nokia 3100 mediante Zapatatalk.

  7. #7
    ForoParalelo: Miembro
    Registro
    12 dic, 16
    Mensajes
    5,933
    Me gusta (Dados)
    180
    Me gusta (Recibidos)
    2886
    A Puigdemont le interesan estos hilo, porque el no tardará en ir a prision.

    Y se tirara un mínimo de 10 años.
    Me gusta A Deitano le gusta esto

  8. #8
    ForoParalelo: Miembro Avatar de laucedo
    Registro
    26 may, 16
    Mensajes
    11,805
    TABARNIA IS NOT CATALONIA

  9. #9
    suck my DOHC Avatar de mis10nomas
    Registro
    04 abr, 13
    Ubicación
    subforo de motor
    Mensajes
    39,775
    Me gusta (Dados)
    5866
    Me gusta (Recibidos)
    9413
    Cita Iniciado por Último Navegante Ver mensaje
    El paso por la cárcel de los políticos catalanes acusados de sedición y rebelión está dejando un largo anecdotario y una conclusión sintomática: Junqueras, los Sánchez, Rull, Turull y demás presos preventivos no están hechos para las celdas, los patios y los comedores de los centros penitenciarios.

    El exvicepresidente de la Generalitat lo demostró desde el primer día. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela envió a prisión a Oriol Junqueras y ocho exconsejeros de la Generalitat el pasado 2 de noviembre. Tras su primera noche en prisión, el líder de ERC se levantó y bajó a desayunar al comedor de su módulo de Estremera. Según ha podido saber ABC, un funcionario se le acercó y le dijo: «Señor Junqueras, suba a su celda, que tiene la cama sin hacer». «Ah, ¿que me tengo que hacer la cama?», respondió el político. «Sí, esto no es un hotel», zanjó el funcionario de Prisiones.

    Junqueras regresó a su celda, adecentó el catre y regresó al comedor para tomar su primer desayuno carcelario. En el inicio de su estancia en el Centro Penitenciario Madrid VII, Junqueras comprobó que, pese a que Estremera es una de las cárceles más modernas de España y con mejores instalaciones y servicios, no deja de ser una prisión. Pidió una camiseta porque quería jugar a baloncesto. Los funcionarios hicieron todo lo posible, pero no contaban con una de la talla adecuada. Le dieron la más grande, pero le quedaba «por encima del ombligo», relatan a este diario fuentes penitenciarias.



    Buen comportamiento

    Al margen de estas escenas, el comportamiento de Oriol Junqueras en prisión es muy bueno y no ha tenido ningún problema con el resto de reclusos, con los que convive con total normalidad en los dos meses y medio que ya suma de prisión preventiva. Varios de ellos son violadores y asesinos que están en un módulo de respeto para evitar que otros presos les apliquen la «ley de la cárcel».

    De los exconsejeros de la Generalitat, el único que permanece en prisión es Joaquim Forn, el que fuera titular de Interior. Por su parte, Josep Rull, exconsejero de Territorio de la Generalitat, contó en Catalunya Ràdio tras salir en libertad provisional que el menú de Estremera le hizo «sufrir mucho». «Salí con toda la boca llena de llagas. Era una comida muy flatulenta, para entendernos, un cocido de aquellos intensos. Recuerdo que el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor», aseguró.

    Tras estas declaraciones, ABC publicó los menús completos que tomaron en Estremera, en los que se combinan carnes, pescados y verduras. Durante la Navidad disfrutaron, como el resto de reclusos, de menús especiales. En Soto del Real, también en Madrid, continúan Jordi Sànchez, el líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium. Como desveló este diario, Sànchez protagonizó una hilarante anécdota sus primeros días en la cárcel. El preso de confianza que fue designado para acompañarlo en la celda pidió a la dirección del centro penitenciario el cambio de celda porque «no podía aguantar más» al líder de la ANC.

    Preso de confianza

    Los responsables de Soto del Real accedieron a la petición del recluso, quien manifestó que el presidente de la Asamblea Nacional Catalana era «insoportable» porque estaba «todo el día dando la matraca con el tema del independentismo».

    La petición causó cierta sorpresa, ya que el compañero de celda del líder independentista era un preso de confianza, de los designados entre los de mejor comportamiento para acompañar a los novatos, especialmente si son de un perfil relevante. No pudo más y solicitó ser sustituido por otro interno. Al margen del independentismo, el recluso alegó que Jordi Sànchez era «muy raro» en lo personal y que le hacía sentir «incómodo».

    Tiempo después, mientras Sànchez asistía a la misa dominical, un preso que estaba a unos metros del líder de la ANC aprovechó para apuñalar a otro con un punzón, lo que provocó un gran revuelo. Los funcionarios controlaron rápidamente la situación.

    http://www.abc.es/espana/abci-tengo-...5_noticia.html
    Los niños tienen colita, la tierra es redonda y otras determinaciones fatxas.
    [Plataforma] Amantes de la gasolina # Miembro 007

  10. #10
    ForoParalelo: Miembro Avatar de fran1
    Registro
    30 sep, 16
    Mensajes
    27,409
    Me gusta (Dados)
    8008
    Me gusta (Recibidos)
    6769
    Cita Iniciado por Último Navegante Ver mensaje
    El paso por la cárcel de los políticos catalanes acusados de sedición y rebelión está dejando un largo anecdotario y una conclusión sintomática: Junqueras, los Sánchez, Rull, Turull y demás presos preventivos no están hechos para las celdas, los patios y los comedores de los centros penitenciarios.

    El exvicepresidente de la Generalitat lo demostró desde el primer día. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela envió a prisión a Oriol Junqueras y ocho exconsejeros de la Generalitat el pasado 2 de noviembre. Tras su primera noche en prisión, el líder de ERC se levantó y bajó a desayunar al comedor de su módulo de Estremera. Según ha podido saber ABC, un funcionario se le acercó y le dijo: «Señor Junqueras, suba a su celda, que tiene la cama sin hacer». «Ah, ¿que me tengo que hacer la cama?», respondió el político. «Sí, esto no es un hotel», zanjó el funcionario de Prisiones.

    Junqueras regresó a su celda, adecentó el catre y regresó al comedor para tomar su primer desayuno carcelario. En el inicio de su estancia en el Centro Penitenciario Madrid VII, Junqueras comprobó que, pese a que Estremera es una de las cárceles más modernas de España y con mejores instalaciones y servicios, no deja de ser una prisión. Pidió una camiseta porque quería jugar a baloncesto. Los funcionarios hicieron todo lo posible, pero no contaban con una de la talla adecuada. Le dieron la más grande, pero le quedaba «por encima del ombligo», relatan a este diario fuentes penitenciarias.



    Buen comportamiento

    Al margen de estas escenas, el comportamiento de Oriol Junqueras en prisión es muy bueno y no ha tenido ningún problema con el resto de reclusos, con los que convive con total normalidad en los dos meses y medio que ya suma de prisión preventiva. Varios de ellos son violadores y asesinos que están en un módulo de respeto para evitar que otros presos les apliquen la «ley de la cárcel».

    De los exconsejeros de la Generalitat, el único que permanece en prisión es Joaquim Forn, el que fuera titular de Interior. Por su parte, Josep Rull, exconsejero de Territorio de la Generalitat, contó en Catalunya Ràdio tras salir en libertad provisional que el menú de Estremera le hizo «sufrir mucho». «Salí con toda la boca llena de llagas. Era una comida muy flatulenta, para entendernos, un cocido de aquellos intensos. Recuerdo que el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor», aseguró.

    Tras estas declaraciones, ABC publicó los menús completos que tomaron en Estremera, en los que se combinan carnes, pescados y verduras. Durante la Navidad disfrutaron, como el resto de reclusos, de menús especiales. En Soto del Real, también en Madrid, continúan Jordi Sànchez, el líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium. Como desveló este diario, Sànchez protagonizó una hilarante anécdota sus primeros días en la cárcel. El preso de confianza que fue designado para acompañarlo en la celda pidió a la dirección del centro penitenciario el cambio de celda porque «no podía aguantar más» al líder de la ANC.

    Preso de confianza

    Los responsables de Soto del Real accedieron a la petición del recluso, quien manifestó que el presidente de la Asamblea Nacional Catalana era «insoportable» porque estaba «todo el día dando la matraca con el tema del independentismo».

    La petición causó cierta sorpresa, ya que el compañero de celda del líder independentista era un preso de confianza, de los designados entre los de mejor comportamiento para acompañar a los novatos, especialmente si son de un perfil relevante. No pudo más y solicitó ser sustituido por otro interno. Al margen del independentismo, el recluso alegó que Jordi Sànchez era «muy raro» en lo personal y que le hacía sentir «incómodo».

    Tiempo después, mientras Sànchez asistía a la misa dominical, un preso que estaba a unos metros del líder de la ANC aprovechó para apuñalar a otro con un punzón, lo que provocó un gran revuelo. Los funcionarios controlaron rápidamente la situación.

    http://www.abc.es/espana/abci-tengo-...5_noticia.html
    ese articulo es oro puro mis 10 nomas

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •